Consideramos que es necesario cuando finaliza una obra en el hogar ó la oficina, realizar una limpieza profesional. Para ello se deben utilizar productos y utensilios apropiados.
Eliminando residuos de juntas y en general de colocación, esto evita que la suciedad se adhiera a la superficie, facilitando las siguientes fases de protección y mantenimiento.
Al realizar estas tareas, los pavimentos se barren, mopean, y friegan con material de micro fibra que tiene efecto antimicrobiano, absorben la suciedad y prolongan el brillo del pavimento.
En los cristales de ventanas, puertas y mamparas se quitan las etiquetas adheridas y los restos de pegamentos y pintura. Si existiesen cristales de altura, se limpian con pértigas hidrodifusoras que alcanzan una altura de hasta 20 metros.
Se realiza una minuciosa limpieza de aseos y office con métodos de desinfección y desodorización.

 

Limpieza Post obra

Limpieza Post obra