Limpieza ecológica

La limpieza ecológica consiste en tomar conciencia que los productos que utilizamos diariamente para hacer la limpieza, tienen químicos (como: amoniaco, fenol, alcohol etílico, etc. para nombrar algunos) y su incorrecta manipulación pueden perjudicar la salud y afectar al medio ambiente.

 Sabía Ud. que los blanqueadores (para conseguir el blanco en la ropa ) contienen perborato.

 El perborato introduce Boro (sustancia toxica para el riego agrícola) en el agua. Se puede reemplazar por percarbonato que cumple la misma función y no contamina.

Tendríamos que cambiar nuestros hábitos al realizar las tareas de limpieza, reemplazar los productos nocivos por aquellos que respetan el medio ambiente y la salud de quienes los utiliza. Por ejemplo: La limpieza ecológica recomienda para realizar la limpieza de los aseos la utilización de productos biodegradables que se evaporan o desintegran en muy corto tiempo.

 Ahorrar en el consumo y la forma en que se utiliza el agua: Generalmente se abre el grifo y se deja correr el agua. Por que no usar un cubo con agua y detergente para fregar, luego aclarar y con otro cubo con agua limpia y un desinfectante se repasan las  superficies.

¿Tenemos  idea de los productos químicos que se van por el desagüe cada vez que realizamos la limpieza del cuarto de baño?.

Pensemos en  que contribuyen  todos los residuos que pasan por el water (papel higiénico, compresas, preservativos, colillas, el agua sucia que se utiliza para fregar los suelos, etc.). Luego son tratados, pero no se desintegran totalmente, sino que terminan en un río o en el mar contribuyendo a la contaminación.

Especialmente los desinfectantes químicos son los más agresivos para el medio acuático.

Para contribuir en construir un mundo limpio, utilicemos productos biodegradables o recurramos a los métodos más tradicionales de limpieza, como el vinagre para fregar los suelos, los cristales y los espejos o el bicarbonato para las superficies blancas, etc.

Para las terminaciones en plástico utilicemos un algodón mojado en alcohol de quemar.

 Reemplacemos los productos con olores seductores (pino, lavanda) por atomizadores con esencias naturales.

Mezclemos agua con esencia de cedro, clavo, etc. Para realizar una limpieza ecológica, no son tan importante los productos ecológicos que utilicemos, sino reducir al mínimo la utilización de los mismos. Los más simples y naturales serán los más adecuados, así obtendremos una limpieza adecuada y habremos colaborado con cuidado del medio ambiente y la salud.